Es un derecho que las personas con discapacidad tengan empleo

Es un derecho que las personas con discapacidad tengan empleo

La Senadora del PRD Alejandra Barrales, Secretaria de la Comisión del Trabajo y Previsión Social del Senado, platicó esta mañana con Carlos González en Formato 21 sobre las modificaciones a favor del proyecto de decreto por el que se reforman los artículos 2,3,4,56,132,133,153-e , 994 y se adiciona un Título Quinto ter – Trabajo de las Personas con Discapacidad-, de la Ley Federal del Trabajo.

A continuación la entrevista íntegra.

Carlos González (CG): Senadora Barrales buenos días.

Senadora Alejandra Barrales (AB):  Hola que tal Carlos, un saludo a tu auditorio. Buen día.

CG: En estos temas parece que siempre llegamos tarde.

AB: Bueno, como lo acabas de decir más vale tarde que nunca. Todo mundo sabe que en materia de los derechos, los temas de género, de igualdad,  de equidad, siempre ha sido una lucha permanente, hemos estado retrasados pero bueno, nos parece importante que todos estos avances también se reconozcan como tal. El problema o los puntos que tienen que ver con la gente que presenta alguna discapacidad en nuestro país es un asunto importante, estamos hablando de casi 7 millones y medio de personas en nuestro país que actualmente presentan o viven con alguna discapacidad y nos parece un derecho fundamental que tenemos todas las personas, el derecho al empleo, el derechos al trabajo y por ello se dio esta coincidencia con todos los partidos, con el propio gobierno de la República a poder incluir este capítulo, modificando varios artículos de la Ley Federal del Trabajo para que podamos dar garantía y acceso abierto libre a las personas que tengan una discapacidad para poder contar con un empleo.

CG: ¿Cuáles serían los mayores beneficios de esta disposición?

AB: Bueno son varios, me parece que desde el hecho de dejar establecido esta prohibición, esta sanción a quienes discriminen a las personas por su género, presentar una discapacidad o por una preferencia sexual, alguna preferencia religiosa, nos parece un avance importante. Al mismo tiempo, se obliga a las empresas a contar con instalaciones, con facilidades que permitan el desplazamiento de las personas con alguna discapacidad. En muchas ocasiones se señala que no hay discriminación, lo que se dice por muchas empresas, muchos empresarios es que no cuentan con las condiciones para tener trabajando en sus instalaciones a personas con alguna discapacidad. Este simple hecho ya se debe a partir de esta reforma se considera discriminación, porque se establece la obligación a los patrones de contar con condiciones, instalaciones que permitan el libre desplazamiento de personas con alguna discapacidad.

CG: También aquí veía esta información en caso de que por enfermedad o fuerza mayor un trabajador retorne a su puesto de trabajo con discapacidad, el patrón estará obligado a respetar su derecho.

AB: En muchas ocasiones el extremo es que se viven accidentes de trabajo. El desempeño del mismo trabajo a veces ocasiona que los trabajadores después de una incapacidad se reincorporen a sus actividades pero ya quedando con alguna discapacidad permanente y los propios patrones son quienes les cierran la puerta para que puedan desempeñar sus labores. Entonces imagínate, si en la empresa que les consta cómo se generó la discapacidad no le dan esa oportunidad, por su puesto que es más difícil que fuera puedan encontrar otro empleo donde puedan ingresar ya contando con una discapacidad. Entonces bueno eso también eso se convierte en una obligación para las empresas.

CG: No falta el patrón que ante la discapacidad de un trabajador diga bueno ahora vas a ganar menos.

AB: Bueno eso sin duda, o los reacomodan en otro empleo donde hay efectivamente salarios inferiores, lo cual es ilegal, pero también en la gran mayoría de los casos ni siquiera se toman esa molestia y en muchas ocasiones la única salida es ya no regresarlos al empleo.

CG: Senadora Alejandra Barrales hay ahora expresiones que nos encontramos, particularmente hablaría de las tiendas y supermercados, que vemos empacando a adultos mayores. En algunos otros casos como recepciones a personas con discapacidad contestando el teléfono, los conmutadores, pero son casos aislados. ¿Qué se podría hacer justamente para incluir a las personas con alguna discapacidad en el mercado laboral en general, que hubiera una obligación de las empresas con contratar a determinado porcentaje de personas con esta situación?

AB: Bueno yo creo que esta parte de estas reformas que se están presentando sin duda van a garantizar un avance importante, pero me parece que también deberíamos fomentar esa cultura de contratación, de participación, efectivamente con personas con alguna discapacidad y una alternativa que pudiera ser el tema de los incentivos, que pudiera generar incentivos a las empresas desde los temas fiscales hasta todas aquellas motivaciones que pudieran garantizarle a una empresa que contrate a gente con alguna discapacidad pues contará con mejores condiciones. Me parece que incluso públicamente valdría la pena reconocer aquellas empresas, que son las menos, las que pueden garantizar esta posibilidad, son esfuerzos aislados, son consideraciones de algunas empresa, algunos empresarios pero en realidad no forma parte de una política pública y esa debería ser la aspiración en nuestro país, que más que un asunto de buena fe de unas personas pudiera convertirse en un derecho, en una política pública que garantice que en cualquier lugar donde  uno llegue a contratar un servicios, una empresa, una recepción o como sucede en el aeropuerto, que es de los menores casos y que me parece que efectivamente el gobierno es quien bien pudiera empezar a poner este fomento a esta cultura. En el aeropuerto eventualmente vemos a la hora de entregar tu boleto para subir al avión, te encuentras a gente en silla de ruedas que te da el boleto y que te da instrucciones hacia donde seguir tu recorrido y me parece que ese tipo de mensajes son los que deberíamos seguir en todo nuestro país; sin duda, las áreas de gobierno tienen mucho y mayor facilidad para poder empezar a fomentar esa cultura, pero también a través de incentivos podemos garantizarla con la propia empresa privada.

CG: Esa cifra es de escalofrío y nos habla de la importancia de esto que nos compartes Alejandra, en México hay 7 millones de personas discapacitadas que enfrentan un escenario de puertas cerradas para conseguir algún empleo. Siete millones es la población de algunos países centroamericanos.

AB: Siete millones y medio, y nosotros tenemos laborando apenas 600 mil personas actualmente.

CG: ¿De 7 millones en esta condición hoy laboran solamente 600 mil?

AB: Así es, y lo que queremos es que efectivamente es que la gente tenga acceso al empleo. Me parece que es el derecho mínimo fundamental que tenemos los seres humanos.

CG: Senadora siempre agradecido por la oportunidad, algo que quieras apuntar.

AB: Bueno, pues que vamos a seguir fomentando este tipo de reformas. Estamos trabajando ahora un paquete importante que tiene que ver con los temas de género, las mujeres, nos parece importante impedir el despido a partir de que se conocen sus embarazos, increíblemente es la mayor causa de despido en el Distrito Federal para las mujeres que trabajan y bueno ese es nuestro siguiente paso, cómo damos garantía para que esto no siga sucediendo en nuestro país cuando cada día son más los hogares que son sostenidos por las mujeres.

CG: Muy bien, senadora Alejandra Barrales un gusto, gracias Alejandra que te vaya muy bien.

AB: Igualmente, buen día Carlos. Hasta luego.

Parte 1

Parte 2

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

One Comment

  1. Francisco Flores
    Feb 21, 2015 @ 08:12:56

    Pues muy bien Alejandra, realmente te felicito por darle impulso a este tema y ojalá incluyeras el tema de la edad, cuando tienes 35 años o más, en automático las áreas de Recursos Humanos de las empresas te Jubilan y no te contratan porque ya no les eres útil a pesar de tener toda la experiencia, conocimiento y actitud para realizar un trabajo, desperdiciando a gente realmente valiosa a la que obligan a trabajar en la calle e integrándose a la informalidad y cortando a su vez las expectativas de vida y crecimiento de una familia por el simple hecho de ser viejo para los reclutadores.

    Reply

Comentar