Estudiante mexicano desarrolla venda inteligente para heridas

Estudiante mexicano desarrolla venda inteligente para heridas

Un joven mexicano de nombre David Gómez Calderón se encuentra trabajando en el diseño y desarrollo de una venda inteligente para el monitoreo de heridas.

El proyecto forma parte de sus estudios de doctorado, que actualmente cursa en la Universidad de Nottingham, Reino Unido; y dijo que la idea surgió porque, cuando se monitorea una herida, lo común es quitar la venda y observarla directamente, acción que interrumpe el proceso de cicatrización.

Por ello, el estudiante de tan solo 25 años de edad, pensó en desarrollar una venda inteligente mediante la cual los médicos pudieran estar monitoreando las heridas de los pacientes sin interrumpir el citado proceso.

Esto es posible gracias a que la venda posee un sensor de humedad de fibra óptica que permite analizar constantemente la lesión.

Entonces, el proyecto de Gómez Calderón consiste en desarrollar sensores de fibra óptica implementados en una venda para monitoreo en tiempo real de parámetros involucrados en la cicatrización de heridas, como por ejemplo la humedad, a fin de asegurar el cambio de vendaje solo cuando sea necesario.

En cuanto a su funcionamiento, el ingeniero explicó que el sensor de fibra óptica se conecta a un LED a través de uno de sus extremos, mientras que en el otro se conecta a un fotodiodo que envía una señal dependiendo de la intensidad de luz detectada. Dicha intensidad varía dependiendo de la humedad presente alrededor de la parte sensitiva de la fibra, que se encuentra en la región central del total de la longitud de la fibra óptica. En esa sección, el revestimiento que cubre el núcleo es reemplazado por una película porosa e hidrófila, la cual cambia su índice de refracción de acuerdo con el nivel de humedad que existe en el ambiente. Una mayor cantidad de humedad representa un aumento en el índice de refracción de la película.

Gómez Calderón destacó que entre las ventajas de esta innovación figuran: resistencia al agua, inmunidad ante campos electromagnéticos y flexibilidad, con lo que los pacientes pueden realizarse, si es necesario, radiografías o cualquier tipo de estudio sin que afecte la venda inteligente.

Finalmente, el egresado de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME) Zacatenco del Instituto Politécnico Nacional (IPN), señaló que el sensor se encuentra en fase de pruebas, en donde se somete la fibra dentro del vendaje a diferentes situaciones que pudieran presentarse en los pacientes y el aprovechamiento que se le podría dar.

Con información de Conacyt

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

Comentar