Gastos hormiga… un boquete a tus finanzas personales

Gastos hormiga… un boquete a tus finanzas personales

Si hiciéramos un cálculo diario de los gastos hormiga que tenemos, realmente nos sorprendería todo lo que perdemos en cosas que son innecesarias. Si eso lo multiplicamos a la semana, al mes o al año ese dinero se podría utilizar para hacer arreglos en la casa o incluso salir de vacaciones.

De acuerdo con expertos en finanzas los llamados gastos “hormiga” pueden generar una fuga de capital superior a los 20 mil pesos anuales.

Estos gastos se refieren a compras como el café, las galletas, cigarros, refrescos y propinas. Según los especialistas, afectan de manera inconsciente la economía de las personas privándolas de otros beneficios como unas vacaciones o la compra de algún objeto que sea de nuestro interés.

Haciendo un cálculo por ejemplo una cajetilla de cigarros cuestan 45 pesos, si lo potencializamos a un gasto mensual equivale a 360 pesos -si se compra una cajetilla por semana-, al año es un gasto de 4 mil 320 pesos y a cinco años de 24 mil pesos.

Sobre el gasto en el café pueden oscilar en cuatro mil 800 pesos al año, el uso de taxis tres mil 840 pesos, propinas por mil 440 pesos, cuatro mil 800 pesos por botanas de mediodía, mil 200 pesos por boleadas de zapatos, 960 pesos en revistas y tres mil 600 pesos de manicura, entre otros.

Los especialistas destacan que realizar una planificación financiera de todo el sueldo es una manera eficaz para no privarse de las cosas que más nos gustan hacer. También hacen hincapié en destinar dinero para el ahorro y para el retiro.

Además, recomiendan realizar un presupuesto mensual en el que se incluya gastos como gasolina, comida, transporte, entretenimiento familiar, ropa, celular, etcétera, y por otra parte, sobre los gastos fuga, los cuales se pueden recortar de tal forma que se reduzcan y se obtenga un pequeño ahorro.

Es importante señalar que no se trata de eliminar toda las cosas “que nos gustan” como tomar un café con amigos, salir a cenar o a tomar una copa, simplemente se trata de realizar un buen control del presupuesto para nuestro beneficio.

En este sentido, se recomienda anotar los rubros en los que se suele gastar y una lista de lo que se puede recortar o eliminar, pero sobretodo analizar si esos recursos se pueden ahorrar e invertir.

Acerca de 

Licenciada en Comunicación por la Universidad Autónoma de Barcelona, especializada en Maestría en Medios, Comunicación y Cultura.

Comentar