Hoy alcanza menos con el salario mínimo que hace casi 50 años

Hoy alcanza menos con el salario mínimo que hace casi 50 años

El poder de compra del salario mínimo ha disminuido drásticamente a lo largo de las últimas décadas. De hecho, los mexicanos tienen menor posibilidad de compra que hace casi 50 años.

De acuerdo con el informe publicado por el economista Gerardo Esquivel para Oxfam, el pago mínimo en 2014 alcanza para poco más de la cuarta parte de lo que se podía comprar durante el sexenio de José López Portillo (1976). Además, hace 45 años se podría comprar tres veces más de lo que hoy una persona gana con 70.1 pesos.

Según el reporte dado a conocer, esta política de salario mínimo explica, en buena medida, el boom de desigualdad que de observó en México entre 1984 y 1996.

El documento agrega que más allá del efecto que provoca en el aumento de la desigualdad en el país, la política de salarios mínimos que se mantiene impide que las personas que son pobres puedan aspirar a dejar de serlo en algún momento de su vida.

“Uno de los aspectos más duros es que el nivel actual del salario mínimo en México se encuentra por debajo de la línea de bienestar o de pobreza, y no sólo eso, sino por debajo también del doble de la línea de bienestar mínimo o de pobreza extrema. En palabras reales: un mexicano que trabaja una jornada formal completa y que percibe el salario mínimo sigue siendo pobre. Si con ese ingreso ha de mantener a un miembro más de su familia, a ambos se les considera pobres extremos. El salario no está ni cerca de ser suficiente para adquirir una canasta básica que les provea de los nutrientes mínimos indispensables para llevar una vida saludable”, detalla el informe.

Agrega que otras de las situaciones que afecta a los mexicanos es que el salario actual resulta ser anticonstitucional ya que de acuerdo con la Carta Magna el salario mínimo debe garantizar un nivel de vida digno.

Gerardo Esquivel señala que México es el único caso en toda América Latina que ha mantenido tan rezagado el poder de compra del salario mínimo.

Sobre el uso que se le da al salario mínimo como un modelo para contener la inflación en el país, el economista reitera que en su momento se concibió como un método de contención; sin embargo, hoy en día esa política ya no tiene ninguna razón de ser, “pues no hay evidencia alguna de que los aumentos en el salario mínimo tengan efectos inflacionarios como en el pasado, refiere el texto.

“Esta política salarial, en resumen, no sólo explica el aumento en la desigualdad en México del pasado, sino que aún contribuye a limitar las posibilidades de todos los trabajadores que perciben el salario mínimo”, refiere el documento.

 

desigualdadextrema_salario-minimo

Fuente: Oxfam

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

Comentar