Hoy conmemoramos 31 años del terremoto más devastador del país

Hoy conmemoramos 31 años del terremoto más devastador del país

Hoy hace 31 años la Ciudad de México y la zona conurbada fue sacudida por un fuerte sismo de 8.1 grados en la escala de Richter, que dejó a su pasó una ola de devastación total.

Cerca de dos minutos de aquel jueves por la mañana, bastaron para que miles de casas quedaran completamente destrozadas.

Cerca de 16 recién nacidos fueron rescatados de entre los restos de edificios, por lo que fueron conocidos como los ‘bebés milagro’, varias de ellos nacieron en el Hospital Juárez.

Organizaciones civiles crearon un fideicomiso para apoyar al grupo de niños sobrevivientes del temblor, de esta forma a los pequeños se les cubrieron gastos médicos, educación y en algunos momentos, alimentación, pues algunos perdieron a sus padres.

La cifra de muertos oscila entre las 20 mil y 40 mil personas, más de 30 mil estructuras resultaron dañadas y la ciudad estuvo sin luz por más de una semana.

Así, la radio fue el único mecanismo de comunicación disponible, tras caerse las redes telefónicas y de televisión.

El terremoto arrancó de cuajo manzanas enteras, llevándose a edificios populares como el Hotel Regis, el Centro Médico, el Hotel del Prado y el edificio Nuevo León.

También varias secretarías y edificios de gobierno, así como un millar de construcciones en Tlatelolco y las colonias Roma, Juárez, Guerrero y en Tepito.

La misma fuente relata que los referentes cotidianos desaparecieron entre los escombros, de modo que no había forma de saber en dónde se estaba parado.

Fue en un parpadeo que la comunicación se hizo casi imposible; como si se tratara de la parte final de La Biblia, el Apocalipsis, la capital se paralizó.

La costa de Michoacán fue el epicentro, a más de 400 kilómetros del Valle de México, y a pesar de la distancia el movimiento fue brutal; científicos de todo el mundo trataron de entender por qué había sido tan violento.

Por lo mismo, se produce una “amplificación muy grande” de las ondas sísmicas que provienen de la zona del epicentro del sismo, que puede llegar a representar 500 veces más.

Es por eso que ante los riesgos de un sismo lo vital es aumentar la prevención, y conocer las medidas cautelares en caso de que se presente uno.

Hoy en día se cuenta con el Sistema Nacional de Protección Civil, el Centro Nacional de Prevención de Desastres y la alerta sísmica creada por el Centro de Instrumentación y Registro Sismíco.

Con información de El Universal

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

Comentar