Iniciaremos el año con gasolinazo ¿Y la Reforma?

Iniciaremos el año con gasolinazo ¿Y la Reforma?

Tal parece que la Reforma Energética no tendrá frutos para el próximo año, pues de acuerdo a estimaciones recientes todo apuntan a cifras arriba del 20%, el gasolinazo más brutal en muchos años. El litro de Magna no lejos de los 17 pesos, en lugar de los casi 14 actuales.

Hay excelentes ideas con un pésimo “timing”. El mejor ejemplo en el sexenio peñista es la Reforma Energética. Se liberalizó el sector en 2014, justo cuando los precios del petróleo iniciaban un largo y profundo desplome. Ahora los precios de la gasolina iniciarán ese proceso, justo cuando hay un peso impresionantemente depreciado frente al dólar y los precios del petróleo inician una tendencia al alza, gracias a los acuerdos de muchos países productores. Libre, el precio irá para arriba.

Las reservas probadas y producción seguirán a la baja por años, al menos hasta que la inversión privada logre revertir la tendencia. Otro problema es la insuficiente, y crecientemente deficiente, capacidad de refinación. La importación masiva de gasolina ha llevado a que, lo impensable, la balanza comercial petrolera sea deficitaria desde hace más de dos años.

¿Costos inmediatos del gasolinazo? Varios, y al menos destacan tres. Uno es el trancazo a los bolsillos de la población, si bien la magnitud del golpe va a depender del tamaño del tanque, pues afectará más a aquellos que más dinero tienen. Lo cierto es que los dueños de camionetas gigantes no van a pestañear ante el aumento, por más que vayan a quejarse al respecto. Pero habrá personas cuyo ingreso sí se resentirá. ¿Qué dejarán de consumir para mantener su compra habitual de combustible?

Con información de Forbes 

 

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

Comentar