Intolerancia a la lactosa, la causa más frecuente de consulta en bebés

Intolerancia a la lactosa, la causa más frecuente de consulta en bebés

La intolerancia a la lactosa es la causa más frecuente de consulta en menores de un año, señalan especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El síntoma que presentan los infantes es diarrea incontrolable, generada por la ingesta del azúcar que contiene la leche, conocida como lactosa.

La directora de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 33 del IMSS en Reynosa, Araceli Magdalena García Hernández, refirió que la intolerancia a la lactosa es uno de los padecimientos más comunes entre los nonatos e infantes.

La especialista explica que para digerir el azúcar de la leche, a partir del tercer mes de gestación, las células del tubo digestivo del ser humano deben de sintetizar una enzima llamada lactasa, que deberá desarrollarse progresivamente, hasta lograr su máxima actividad en el primer año de vida.

Al no poder digerir el azúcar de la leche, ésta pasa directamente al colon, donde las bacterias la fermentan y producen cambios osmóticos, gases y ácidos grasos de cadena corta, que provocan un alto contenido de líquidos en las evacuaciones de los niños, al igual que ácidos, gases y lactosa, lo que ocasiona fuertes cólicos en los niños.

El cólico es un trastorno que se va mejorando conforme el órgano del bebé madura, hasta que al año ya puede digerir completamente la lactosa y ocurre cuando el bebé consume leche entera o del pecho materno, pues la lactosa es el segundo componente de la leche de la mamá.

“Un diagnóstico oportuno, por medio de la historia clínica y la exploración física del niño en ocasiones es suficiente, sin embargo, se sugiere realizar otras pruebas y estudios complementarios que lleven a comprobar la presencia de este padecimiento”, afirma.

Agrega que entre los tratamientos indicados destaca la reducción de la lactosa adicionando agua a la leche, o bien indicando una fórmula de las que existen en el mercado.

Insiste que en los primeros meses de vida, la leche es el principal alimento de los bebes, y que la opción de restringir la lactosa no debe evitar el consumo de los nutrientes necesarios para preservar la salud del niño y su desarrollo.

Destaca que independientemente del tratamiento a seguir, es muy importante vigilar el estado de hidratación y de ser posible, continuar alimentando con el seno materno, ya que además de todas las propiedades benéficas que la leche materna aporta al bebé, ésta reduce la sintomatología, a pesar de su concentración de lactosa.

Finalmente, la titular de clínica del IMSS enfatizó la importancia de que las madres acudan al médico, al detectar síntomas de diarrea en el bebé, a fin de que reciba la atención adecuada y se evite poner en riesgo la salud del menor.

Acerca de 

Licenciada en Comunicación por la Universidad Autónoma de Barcelona, especializada en Maestría en Medios, Comunicación y Cultura.

Comentar