Juan Zepeda, el candidato “Rockstar”

Juan Zepeda, el candidato “Rockstar”

El caso de Juan Zepeda, candidato del PRD al gobierno del Estado de México, es el de aquellas bandas teloneras que sorprenden al subirse al escenario. Son desconocidas, pero pronto al hacer sonar el primer acorde de su último single acaparan los reflectores. Es posible que no se adueñe del público por completo, pero se lleva los aplausos y eso ya es ganancia.

Thunderstruck, éxito de 1990 de los australianos AC/DC, suena en un escenario colocado en la explanada municipal de Ecatepec, donde ya se concentran miles de militantes perredistas. Es domingo 28 de mayo, a mediodía. En el micrófono un hombre anuncia el desfile de diversos personajes de la cúpula perredista, quienes destacan las cualidades del candidato una y otra vez. Todos coinciden en sus aseveraciones “Zepeda es el mejor candidato”, “Zepeda logró bajar los índices de seguridad en Neza”, “Zepeda es el candidato de la seguridad”.

La seguridad es el hit que Zepeda ha hecho retumbar en todos los ‘escenarios’ en los que se ha presentado: Acolman, Toluca, Chimalhuacán, Chicoloapan, Texcoco y Luvianos entre otros. En sus discursos tanto él como sus dirigentes presumen la reducción en un 60% de los índices delictivos durante su administración en uno de los principales bastiones que tiene el PRD no sólo en el Estado de México, sino a nivel nacional: Neza, “su casa, su barrio”.

Las cifras parecen sostener el que ha sido el gran tema de su campaña, durante su mandato al frente del municipio, el delito de homicidio bajó en un 35%, sin embargo, la tasa por cada 100,000 habitantes sigue siendo alta en comparación con la media nacional. Aún así, la seguridad se ha convertido en ese éxito que la multitud clama al final de un concierto, para cerrar la noche.

Fue el último en llegar a la contienda por los conflictos internos en su partido, a pesar de eso Zepeda se mueve como si fuera puntero en la carrera. Asegura que este “tiro” es con Alfredo del Mazo, el abanderado del PRI, que ya rebasó a la candidata del PAN, Josefina Vázquez Mota, y también a la de Morena, Delfina Gómez, por quien en más de una ocasión Andrés Manuel López Obrador le ha pedido que decline para asegurar la alternancia en la entidad y sacar al PRI del palacio de gobierno, donde se han acomodado por 88 años.

En todos sus actos, está acompañado por el senador Luis Sánchez, coordinador de su campaña, y el dirigente estatal del partido, Omar Ortega, Zepeda es como el grupo que todos los asistentes a festivales esperan al cierre de la noche, cuando ya pasaron todas las bandas de “relleno”. Primero hablan integrantes de su equipo más cercano, luego invitados.

Las personas se impacientan y comienzan a gritar “ya que hable”, “déjenlo hablar”. Después de que Sánchez presume sus propuestas y de que Ortega destaca cómo pese a todo ha logrado subir en las encuestas. Por fin habla el candidato:

“Vamos a traer nuevamente la paz y la seguridad al Estado de México. Ya basta de inseguridad. Claro que se puede, si yo estoy recorriendo las plazas de todo el Estado de México, les voy diciendo que yo no vengo a ver si puedo si no porque puedo vengo”, dijo hace unos días ante cientos de personas en el centro de Chimalhuacán, municipio de gobierno priista, donde algunas personas aprovecharon que se bajó del escenario para expresarle el temor con el que viven día a día.

Hasta este 28 de mayo, el candidato había recorrido 58 de 125 municipios que componen el estado que históricamente ha sido gobernado por el PRI. Bajo la tutela de su partido actualmente se encuentran, además de Nezáhualcóyotl —primer triunfo electoral en la historia del sol azteca—, los municipios de Ixtapan de la Sal, San Simón de Guerrero, Santo Tomás de los Plátanos, Teotihuacán, Tlatlaya, Tonatico, Tultepec, Villa de Allende, Valle de Chalco y Luvianos.

A una semana de la elección, Zepeda advierte que vendrán nuevos emplazamientos para que decline a favor de Delfina Gómez y que la respuesta nuevamente será negativa, pues confían en que “caballo que alcanza gana”.

Y mientras el tiempo transcurre, el diputado local con licencia firma autógrafos, se deja abrazar, besar y querer como esos ‘rockstars’ que disfrutan de cada momento de un concierto, que culminará el próximo 4 de junio.

Con información de Expansión

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

Comentar