La importancia de fomentar la cultura del ahorro en los niños

La importancia de fomentar la cultura del ahorro en los niños

Definitivamente el ahorro debe ser considerado un tema que se debe tratar en casa y con los pequeños.

Incluirlos en la dinámica de la familia es indispensable para que tomen conciencia de las finanzas que se manejan, muchas veces para que también entiendan que ellos son parte y que pueden ayudar a economizar en ciertas situaciones.

En el momento que el pequeño comprenda el valor del dinero, la familia debe buscar la manera de que empiece a discriminar y entender que “no puede tener todo lo que desea”.

Una manera de fomentarle la cultura del ahorro que sea fácil, divertida y desde casa es a través de metas a corto plazo. Éstas pueden ser semanalmente en un primer momento, ya que de lo contrario si se impone una meta más larga, puede que el niño pierda interés al ser muchos días los que tengan que transcurrir antes de alcanzar su objetivo.

Si tu hija o hijo te pide cada fin de semana que le compres algo, éste método puede ayudarte a que entienda el significado del dinero.

Si eres de los padres que cada día le da dinero para gastar en la escuela puedes fijarle una cuota diaria de ahorro. Si le das 10 o 20 pesos para gastar, sugiérele que gaste sólo la mitad.

Para que la metodología sea más dinámica en una cartulina puedes dibujar un calendario en el que se señale con una carita feliz si ahorró y cuánto dinero, en caso de que lo haya gastado pueden colocar una cara triste, de tal forma que pueda visualizar que ese día no aportó nada.

Al final de la semana deberán contabilizar cuánto dinero juntó, si quedó muy por debajo de la meta, puedes platicar con él y animarlo para que la próxima semana sigan ahorrando para así alcanzar su meta.

Es recomendable que si no llega al objetivo no cedas y le compres lo que él desea, ya que de ese modo el mensaje no será claro que debe esforzarse cada día.

Si el menor quedó cerca de la meta puedes apoyarlo completando. Deberás aclararle que es un apoyo nada más y es para compensar su empeño de toda la semana, pero que deberá esforzarse más para lograrlo solo.

En un par de meses entenderá  que si desea un juguete más costoso deberá esforzarse más y la recompensa será mayor.

 

Acerca de 

Licenciada en Comunicación por la Universidad Autónoma de Barcelona, especializada en Maestría en Medios, Comunicación y Cultura.

Comentar