La mitad de los mexicanos considera que votar es un “deber”

La mitad de los mexicanos considera que votar es un “deber”

Para casi la mitad de los mexicanos (48%) votar constituye un deber, dos de cada diez (24%) asegura que no sienten nada en particular al emitir su voto, mientras que otro 15% dice sentir satisfacción al asistir a las urnas y solamente 8% lo ve como un desperdicio de tiempo, así lo revela la última encuesta realizada por Parametría.

Un dato importante es que a pesar de que en México el voto no es obligatorio, como lo es en otras naciones, se presentan importantes niveles de participación, sobre todo en las elecciones donde se elige al titular del ejecutivo. Estos niveles posiblemente se presentan en parte por el alto porcentaje de personas que mencionan que votar es un compromiso, explica el estudio.

Captura de pantalla 2015-05-28 a las 9.21.18

El voto nulo

Para seis de cada diez mexicanos (56%) entrevistados este año, el voto nulo intencional es un desperdicio de la acción y del dinero invertido, ya que de todas formas habrá un candidato ganador. Por otra parte, cuatro de cada diez (41%) lo considera un buen mecanismo para expresar el descontento con la forma de hacer política en el país, ya que se cumple con la obligación de participar, pero no se elige a alguno de los candidatos o partidos como forma de protesta.

De acuerdo con un estudio realizado por el entonces Instituto Federal Electoral que contempla las elecciones de 1994 a 2012, el porcentaje de votos nulos para la elección de Presidente de la República ha oscilado entre 2 % y 3 % de la votación total. En cambio para la elección de diputados y senadores ha sido un poco más elevada, acentuándose en los procesos de 2009 y 2012.

Al indagar sobre si harían uso de este recurso en el actual proceso electoral encontramos que uno de cada diez entrevistados dijo que anularía su voto, mientras que el restante 89 % mencionó lo contrario. Estos datos indican que para muchos ciudadanos, pese a no confiar en la clase política, votar sigue siendo un deber y hay más personas que cuestionan la utilidad del voto nulo que aquellos que lo ejercen.

La conclusión del estudio señala que si bien poco más de la mitad de los ciudadanos se manifiesta en contra del uso del voto nulo, podemos observar que esta medida sí ha sido utilizada por los ciudadanos para manifestar su descontento con la clase política, sobre todo en la elección de 2009. Otro dato importante es que la mayor parte de los votos nulos de 2012 no fueron intencionales sino se debieron a errores de los votantes, lo que habla de un sistema electoral cada vez más sofisticado que no es conocido por los ciudadanos. Para evitar este tipo de votos deben reforzarse los programas de educación cívica o hacer más.

Captura de pantalla 2015-05-28 a las 9.21.35

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

Comentar