La UNAM crea bioplástico económico para prótesis

La UNAM crea bioplástico económico para prótesis

Investigadores del Instituto de Biotecnología de la UNAM, Campus Morelos crearon un bioplástico a  partir de una bacteria llamada Azotobacter vinelandii, que podrá ser utilizado en el área médica, particularmente en la fabricación de prótesis e implantes; así como en ingeniería de tejidos.

El Dr. Carlos Peña Malacara, integrante de este equipo de científicos explica que la bacteria Azotobacter vinelandii, se alimenta de azúcares, principalmente sacarosa, glucosa y fructosa, por lo que, como parte del proyecto se utilizó la melaza de la caña. El proceso de cultivo se lleva a cabo en reactores para la generación del biopolímero, de cuyo resultado se pueden llegar a obtener hasta 35 gramos de plástico por litro de cultivo.

Esta investigación se realizó en colaboración con la Facultad de Farmacia de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, con quienes se han efectuado pruebas con células del riñón. Asimismo, para la obtención del bioplástico se han establecido convenios comerciales con agricultores de caña de azúcar del estado de Puebla.

Peña Malacara señala que a partir de este desarrollo se constituyó en 2010 la empresa Biopolymex, misma que está integrada por académicos de diversas instituciones de la UNAM y que se encarga de la producción del plástico.

Destacó también que el producto elaborado por el Instituto de Biotecnología de la UNAM tiene muchas más aplicaciones, las cuales van desde la fabricación de vasos y platos con la capacidad de degradarse como la composta.

Con información de Fundación UNAM

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

Comentar