La UNAM realiza estudios para reducir infartos

La UNAM realiza estudios para reducir infartos

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) realiza estudios en modelos de infarto cerebral en ratones, con la finalidad de crear nuevos medicamentos aplicables en personas con hipertensión arterial (HTA).

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) de 2012, el HTA es uno de los principales factores de riesgo para desarrollar enfermedades cardiovasculares, cerebrovascular y falla renal.

Las personas que padecen hipertensión arterial no tienen síntomas, pero la enfermedad ya puede causar efectos negativos en el cuerpo, aseguró el doctor Marco Antonio Sotomayor, colaborador del estudio.

La hipertensión puede atacar al cerebro y generar demencia de tipo Alzheimer, la cual no se notará hasta presentar los síntomas.

Otras de las consecuencias que produce la hipertensión arterial son infarto cerebral, infartos hemorrágicos, estos últimos son los más peligrosos de todas las patologías asociadas con HTA, señaló el doctor.

El especialista en neurociencias mencionó que cuando se logra controlar la presión arterial, se asegura que el cerebro tenga los nutrientes adecuados para su actividad, por lo que en caso contrario se convertiría en uno de los principales órganos afectados.

En la actualidad, existen tratamientos eficientes para el control de la presión arterial que combinado con un manejo adecuado y oportuno, el paciente puede revertir el riesgo a los niveles normales.

Los efectos secundarios al cerebro por la hipertensión arterial involucran a más órganos del cuerpo por las conexiones nerviosas directas, tal es el caso del nervio óptico que puede provocar ceguera.

El especialista refirió que entre los síntomas más regulares se encuentran el dolor de cabeza, visión borrosa, taquicardia, ansiedad, entre otros, por lo que recomendó revisar la presión arterial por lo menos cada seis meses, a pesar de no presentar ningún síntoma.

Para combatir esta enfermedad, el médico recomendó hacer actividad física, tener una dieta balanceada, controlar la glucosa, el colesterol dañino, así como los niveles de triglicéridos, los cuales influyen de manera significativa en la hipertensión causante de daño cerebral.

Se calcula que en México tres de cada 10 adultos tienen hipertensión, siendo factores para detonarla la edad, la alta ingesta de sodio y las grasas saturadas, el tabaquismo, la vida sedentaria, la obesidad, las dislipidemias, la diabetes, entre otras.

Con información de yucatan.com

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

Comentar