“Las Patronas”, incansables mujeres que alimentan a migrantes

“Las Patronas”, incansables mujeres que alimentan a migrantes

“Las Patronas”, mujeres que a lo largo de 20 años se han dedicado a darle comida a cientos de migrantes centroamericanos y mexicanos que día a día viajan rumbo a Estados Unidos en el tren conocido como “La Bestia”, fueron postuladas como candidatas al Premio Princesa de Asturias.

Diversos colectivos e instituciones en México, entre ellas la Universidad Iberoamericana, y España reconocieron la necesidad de que se comparta el ejemplo de Las Patronas, por ser su trabajo una enseñanza para el mundo. Por ello se lanzó la convocatoria para postular a estas excepcionales mujeres al Premio Princesa de Asturias para la Concordia 2015.

Tras diferentes gestiones y un trabajo coordinado entre los comités de postulación en España y México, se logró el apoyo tanto del Senado de la República como de la Cámara de Diputados para la emisión de un exhorto a fin de que el gobierno, a través de la embajada de México en España presentara oficialmente esta candidatura.

Fue el pasado jueves 18 de junio cuando la embajada de nuestro país en España presentó oficialmente la candidatura de Las Patronas al comité del Premio Princesa de Asturias.

20 años de alimentar a migrantes

Doña Leonila Vázquez Alvizar, Norma Romero Vázquez y Lourdes Romero, son las tres generaciones que han realizado esta labor altruista por dos décadas. Ellas junto con muchas otras mujeres- la mayoría familiares- se enfrentan día a día a la elaboración de paquetes de comida para entregarles a las personas que viajan en “La Bestia”.

 

Se trata de campesinas trabajadoras, hijas de cañeros en el poblado de Amatlán de los Reyes, vecino de la ciudad de Córdoba en Veracruz, quienes asumieron en un principio sin un apoyo formal, una de las causas más complejas en materia de derechos humanos, como la atención a poblaciones migrantes.

Por su labor han sido objeto de reportajes para varios países con lo que su mensaje ha llegado práticamente a todos los continentes. De hecho, en 2013, fueron reconocidas por el Premio Nacional de Derechos Humanos por su “destacada trayectoria en la promoción efectiva y defensa de los derechos… de las personas migrantes”. También han recibido el Premio Méndez Arceo y el Premio Nacional de Acción Voluntaria y Solidaria, entre otros muchos.

 

Con su ejemplo han sido protagonistas indudables en el posicionamiento que la agenda migratoria tiene en el actual debate público tanto en México como en amplias regiones de Latinoamérica; sus acciones han generado la formación de redes solidarias con las poblaciones migrantes en gran parte del continente americano, además de que sus esfuerzos han sido motivo de réplica en muchas zonas de la ruta migratoria en México.

Las Patronas han ampliado su causa hacia otras actividades como la defensoría, atención, asesoría, gestión, sensibilización y promoción, siempre poniendo por encima principios éticos de importancia universal: el respeto, la tolerancia, la solidaridad, la piedad, la honradez, la transparencia, la humanidad, con uno de los componentes quizás más necesarios en la actualidad: el cuestionamiento a las fronteras o a las nacionalidades como criterios excluyentes en la atención a los y las migrantes.

Para este grupo de mujeres, la única razón de su amor a los migrantes es su condición de seres humanos, no su pertenencia a una nación o a un territorio, en tiempos en que las políticas migratorias en diversas regiones claman por el cierre de fronteras.

(Con información de Aristegui Noticias)

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

Comentar