Llega Donald Trump a la presidencia en medio de protestas

Llega Donald Trump a la presidencia en medio de protestas

Esta mañana, Donald Trump prestó juramento como Presidente de Estados Unidos, con dos biblias: una propia y una usada por Abraham Lincoln en 1861.  Solo otro presidente estadounidense ha usado esa biblia para la ceremonia de juramento: Barack Obama, el predecesor de Trump.

Al tomar posesión como el presidente número 45 de Estados Unidos, Donald Trump dará inicio a una nueva era, más impredecible, en la que ha prometido romper con el orden establecido y restaurar la grandeza estadounidense.

Durante su discurso ya como presidente dijo que va a construir el país y a restaurar sus promesas.

“Juntos vamos a determinar el rumbo de Estados Unidos y del mundo por muchos años venideros” afirmó el mandatario.

“Vamos a recuperar nuestros empleos, fronteras, riquezas y vamos a recuperar nuestros sueños”, agregó.

Llega a la presidencia en medio de protestas

Del Medio Oeste estadounidense a la capital, en el este, los manifestantes llegaron para manifestarse en una celebración que no podían detener pero estaban desesperados por interrumpir: la toma de posesión de Donald Trump.

Portaban diversos carteles: “Rechaza y resiste”, “Solo es el títere naranja de Putin”, “Enfurécete contra la muerte de nuestros derechos”.

La principal consigna era “somos manifestantes pacíficos”, pero, conforme se acercaba el mediodía, habían sido reventadas varias ventanas en el centro de Washington y en el aire se olía el gas pimienta lanzado por la policía.

En diferentes puntos de acceso a la ceremonia de inauguración, los manifestantes se unieron de brazos para intentar bloquear el paso.

“Este es nuestro derecho, plantarnos aquí”, dijo Mica Reel, de 21 años.

La resistencia ya había empezado cuando Trump prestó juramento al mediodía. Algunos se reunieron desde la madrugada para protestar contra las políticas migratorias propuestas por el ahora presidente durante la campaña, todos portando gorras negras con la leyenda: “No es mi presidente”.

“Es importante que dejemos claro que vamos a pelear contra su agenda desde el primer día”, dijo Ramah Kudaimi, de 30 años y parte de la junta de directores del Centro para la Paz de Washington, que ayudó a organizar la protesta.
Este sábado también está planeada una marcha de mujeres masiva en Washington, con réplicas alrededor del país e incluso en diversas ciudades del mundo.

Con información de NYT

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

Comentar