Los derechos que garantizaría la nueva Constitución de la CDMX

Los derechos que garantizaría la nueva Constitución de la CDMX

Se ha presentado el proyecto de transformar la capital con la Carta Magna: la primera que tendrá la Ciudad de México al ser reconocida como un Estado más del país, tras la aprobación de la Reforma Política.

De aprobarse el proyecto como está, la Constitución otorgaría reconocimiento y derechos a varios sectores que se han visto olvidados, como a las trabajadoras sexuales, los vendedores ambulantes y las personas en situación de calle, entre otras.

La Asamblea Constituyente deberá aprobar la Constitución en enero de 2017.

Estos son algunos de los derechos que la nueva Constitución otorgaría a los habitantes de la Ciudad de México:

  • Los trabajadores independientes estarían protegidos por esta Constitución. Su artículo 15 establece derechos para los no asalariados, entre los que contempla los vendedores ambulantes y las trabajadoras sexuales.
  • El matrimonio entre personas del mismo sexo, reconoce en igualdad de derechos a las familias formadas por parejas de personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales, con o sin hijas e hijos, que estén bajo la figura de matrimonio, concubinato o alguna otra unión civil.
  • Esta Constitución reconoce la dignidad e identidad de las personas que viven en las calles. Obliga a la autoridad a garantizarles seguridad personal, integridad y no discriminación.
  • Los trabajadores en la Ciudad de México verían extendidos considerablemente sus derechos en caso de aprobarse la Constitución: tendrían al menos dos días continuos de descanso a la semana, dos periodos de vacaciones al año de 10 días laborables cada uno (ahora solo hay un periodo de seis días); licencia por maternidad de seis meses con goce de sueldo (actualmente de tres) y de paternidad mínima de un mes (hoy de cinco días), así como un tiempo mayor si el bebé tiene alguna discapacidad.
  • Los presos en México viven en condiciones que los organismos defensores de derechos humanos califican como infrahumanas: hacinamiento, comida en mal estado, violencia, en muchos casos torturas y abuso sexual. La Constitución pretende cambiar eso en la capital, estableciendo que los reos tienen derecho a un trato humano, en condiciones que favorezcan su reinserción social
  • El proyecto hace su adaptación de la máxima zapatista con el fin de evitar despojos territoriales y desplazamientos forzados, como ocurre con frecuencia en Estados con abundantes recursos naturales (como Chiapas) o incluso en la misma Megalópolis, donde conflictos por la tierra como el de San Salvador Atenco han terminado en enfrentamientos violentos, cárcel y muerte.

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

Comentar