Mexicano ejemplar, a sus 79 años estudia ingeniería

Mexicano ejemplar, a sus 79 años estudia ingeniería

Hace 12 años, don Felipe sufrió un accidente. Este hecho fortuito lo motivó a continuar sus estudios, pues después de consultar a los médicos, terminó por curarse solo. Desde entonces valoró el conocimiento y quiso ingeniería industrial en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

Es padre de cinco hijos, uno de ellos ingeniero. Desde la muerte de su esposa vive solo. Es autosuficiente, pues afirma: “veo bien, oigo bien, razono bien y sigo trabajando. Este es mi gran capital y lo que me nutre es el trabajo y la ilusión”, declaró.

Oriundo de la ciudad de Puebla, de joven trabajó la tierra, conoció la fábrica y sus inquietudes por observar de cerca la vida del Ejército lo llevó a ingresar a éste en 1962. Hoy es comerciante. Vende cebollas, chile, limón y tomates en Tepeaca, Cholula y la Central de Abastos.

Su aspecto cansado contrasta con la facilidad con la que toma del suelo un costal que hace las veces de mochila, en el que lleva sus útiles y su computadora portátil; se lo coloca al hombro, toma también su poncho de jerga y se dirige al elevador.

Entre clase y clase, en el camino, en una jardinera, en el elevador o en el autobús, narra su historia, don Felipe recuerda anécdotas y se entusiasma con el futuro. Al pasar por la biblioteca, los vigilantes le sonríen; él aprecia el gesto y agita la mano mientras se despide. Es una celebridad entre la comunidad universitaria.

Cada surco en su rostro, de aspecto rudo, recuerda que no se trata de un joven estudiante, como la veintena con la que toma clases de lunes a viernes todas las mañanas, pero tiene el mismo entusiasmo que los estudiantes veinteañeros que se ríen con él y que lo ayudan para que sea más llevadero su andar por las aulas.

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

2 Comments

  1. Francisco Pérez Delgado
    Nov 22, 2016 @ 18:00:42

    Es todo un ejemplo para cualquiera.

    Reply

  2. Francisco Pérez Delgado
    Nov 22, 2016 @ 18:07:08

    Es todo un ejemplo para cualquiera de nosotros. Alejandrita no sé si tú lees todos los mensajes pero te aclaro una cosa y espero no me lo tomes a mal porque yo siempre te he admirado pero no se dice Central de abastos, se dice Central de abasto o sea sin la “s”. Besos.

    Reply

Comentar