Mexicanos crean sostén para detectar cáncer de mama

Mexicanos crean sostén para detectar cáncer de mama

En el Instituto Tecnológico de Colima (Itec) crearon un sistema portátil y de bajo costo para vigilar la temperatura de los senos y detectar así, de manera oportuna, tumores malignos, esto con el fin de contribuir en la lucha contra el cáncer de mama.

Este desarrollo inició hace tres años. En 2015 el equipo de especialistas del Itec publicó el artículo “Sistema de monitoreo de temperatura de los senos humanos en la detección temprana del cáncer de seno”, en la Revista Iberoamericana de las Ciencias de la Salud, en la que se dieron a conocer los avances de esta investigación.

Posteriormente, la segunda fase, consistió en diseñar un sistema portátil para detectar de manera temprana las condiciones que anteceden la aparición del cáncer de mama, que fuera económico y personalizado y que no fuera tan intrusivo como la mastografía, explicó el catedrático del Itec.

Con este sistema se busca detectar las condiciones iniciales del cáncer de mama, cuando se va a implantar un tumor, ya que los senos sufren cambios en su patrón termográfico, valor de temperatura nominal que esos órganos humanos poseen.

La propuesta de solución es implementar este sistema portátil para la investigación del cáncer mamario, que sea de fácil funcionamiento para ser utilizado en casa y de bajo costo. Asimismo, con la tecnología actual se proporcionan resultados confiables, que puedan ser valorados por los especialistas, lo que derivaría en la detección temprana que permita al paciente recibir atención oportuna y, muchas veces, salvarle la vida, aseguró Verduzco Ramírez.

Durante el módulo de vigilancia se utiliza un sostén con 14 sensores que detectan la variación de la temperatura, los cuales están colocados en cada copa de manera uniforme para que no resulten incómodos o molestos. Al lado hay un dispositivo receptor con conexión USB, en el que se unen los sensores para guardar los valores térmicos en una base de datos.

Por otro lado, Francisco Javier Meléndez Bustamante y su alumna de maestría en ciencias químicas de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, Lisset Noriega de los Santos estudian las propiedades del vanadio como aliado para tratar el cáncer.

Elemento número 23 del grupo cinco de la tabla periódica, tiene como característica peculiar sentirse atraído por células cancerígenas, por lo que el profesor y su alumna decidieron presentar un proyecto de tesis sobre el tema con la finalidad de diseñar fármacos por medio de métodos basados en la química teórica que apoyen el tratamiento de cáncer de mama.

Con información de La Jornada

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

Comentar