México aumenta rápidamente su población en los últimos años

México aumenta rápidamente su población en los últimos años

La Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica 2014 da cuenta de la compleja realidad que vivimos en el país: en 2014 la población nacional ascendía a 120 millones de habitantes, por lo que, debido a las tasas de crecimiento que tenemos, a finales de 2015 nuestra población ascendería a una cifra cercana a los 122 millones de habitantes.

Para dimensionar estos datos, y de continuar la tendencia, estaríamos hablando de que, al finalizar la presente administración en 2018, la población nacional sería aproximadamente de 125 o 126 millones de habitantes, colocándonos como el 10º país más poblado del mundo, al desplazar a Japón de ese sitio.

De acuerdo con la Ley General de Planeación, el Plan Nacional de Desarrollo deberá revisarse periódicamente, por lo que los datos de que hoy disponemos respecto de la demografía nacional deberían dar pie a una urgente revisión de los indicadores y metas, sobre todo en un contexto internacional de incertidumbre e inestabilidad económica, así como un contexto interno de bajo crecimiento.

Demografía y pobreza urbanas crecientes

De acuerdo con la ENADID, en nuestro país había en 2014 un total de 92.2 millones de habitantes en localidades de 2 mil 500 habitantes o más; es decir, localidades consideradas como urbanas por el INEGI. En contraste, un total de 27.8 millones de personas habitan en localidades de menos de 2 mil 500 habitantes, entre las cuales 62% de la población es pobre.

En ese sentido, es pertinente decir que aun cuando en términos relativos hay una mayor incidencia de pobreza en el ámbito rural, en los ámbitos urbanos se encuentra la mayor cantidad de personas consideradas como pobres en la Medición Multidimensional de la Pobreza; en efecto, en la Medición Multidimensional 2014, elaborada por el Coneval, se identificó a 38.4 millones de personas en condición de pobreza.

También es importante decir que en números absolutos la pobreza se ha incrementado de manera mucho mayor en el ámbito urbano que en el rural. En este último, el número de pobres ha cambiado de 17.2 millones de personas en 2010, a 16.7 millones en 2012, y a una suma de 17 millones en 2014. Mientras que en el ámbito urbano las cifras han pasado de 35.6 millones de personas pobres en 2010, a 36.6 millones en 2012 y 38.4 millones en 2014.

Se disparó el embarazo adolescente

Desde la década de los 70 se consideraba que una de las pocas políticas verdaderamente de Estado que habían logrado consolidarse en México era la política de población. De manera preocupante, a partir del año 2001 comenzó a generarse una peligrosa regresión en esa materia, frente a la cual aún no hay visos claros de corrección.

En esa lógica, uno de los indicadores que no se ha logrado reducir a los niveles esperados desde hace décadas es la tasa de fecundidad general, pues, según los datos de la ENADID, se ubicó en 2014 en 2.21 hijos por cada mujer entre los 12 y los 49 años de edad. En efecto, las proyecciones de hace 20 años mostraban una esperanza matemática para el año 2010 de alrededor de 1.6 o 1.7 hijos por mujer en edad fértil. Los datos disponibles muestran la magnitud del fracaso ante el que estamos.

Más preocupantes aún resultan los indicadores relativos al embarazo adolescente, pues sus tasas se incrementaron en el periodo de 2009 a 2013. Los datos de la ENADID muestran que en el primer año referido ocurrían 71 nacimientos por cada mil adolescentes de 15 a 19 años de edad; en contraste, el dato creció a 77 nacimientos por cada mil mujeres adolescentes en el segmento etario.

A esos nacimientos deben agregarse los que se registran entre mujeres menores de 15 años, los cuales suman, de acuerdo con las estadísticas de natalidad del INEGI, casi 109 mil casos entre los años 2004 y 2013. Así, al sumar todos los nacimientos de niños cuyas madres eran menores de 19 años al momento del parto, se tiene una cifra de 4.5 millones en el periodo considerado. Esto implica un promedio de mil 232 casos diarios, o bien, 51 nacimientos por hora, en niñas y adolescentes menores de 19 años.

Una intensa dinámica migratoria

De acuerdo con los datos de la ENADID, 17.7% de la población nacional vive en una entidad distinta a la que nació, siendo los estados de Quintana Roo, Baja California, Baja California Sur y el Estado de México los que registran los más altos porcentajes, con indicadores de 50.1%, 40.9%, 38.7% y 37.1%, respectivamente.

El otro dato relevante en esta materia es el relativo a la migración internacional, pues entre los años 2009 y 2014 salieron del país 719 mil 242 personas para vivir en otro país, con el principal destino en los Estados Unidos de América, con  86.3% del total.

Fuente: Excélsior

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

Comentar