México ocupa una de las más altas tasas de ‘ninis’ mujeres

México ocupa una de las más altas tasas de ‘ninis’ mujeres

En nuestro país, las mujeres no sólo alcanzan una de las tasas más elevadas de quienes no estudian ni trabajan, con 35 por ciento entre las jóvenes de 15 a 29 años, sólo por debajo de Turquía (42.9 por ciento). También enfrentan una de las brechas de género más profundas entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) dentro del mercado laboral.

De acuerdo con los resultados del Panorama de la Educación 2016, elaborado por el organismo multinacional, el ingreso que perciben las mujeres con estudios superiores en comparación con los varones es menor, pues sus salarios, pese a tener el mismo nivel educativo, son 32 por ciento más bajos en promedio.

A esto se suma que en una década prácticamente se mantuvo sin cambios la población joven (15 a 29 años) que no estudia ni trabaja en el país, pues de 2005 a 2015 pasó de 24.9 a 21.9, lo que representa una tendencia a la baja muy reducida, de sólo 3 por ciento.

México aún se encuentra entre las cinco naciones con mayor población menor de 29 años fuera de las aulas y del mercado laboral, sólo después de Turquía, Italia, Grecia y España. El promedio de este sector en los países miembros de la OCDE es de 12.2 por ciento en los varones para 2015, mientras en México es de 8.7 por ciento, pero en las mujeres es de 17.1 por ciento.

Gabriela Ramos, directora de gabinete de la OCDE, aseguró que este fenómeno no es sólo un asunto de educación simplemente no encuentran un espacio en el mercado laboral, y muchas veces son mamás que han decidido quedarse en casa a cuidar a sus hijos.

Las mujeres, dijo, son el recurso más subutilizado de México porque no encuentran espacio para trabajar, pese a que usualmente son jóvenes que tienen un nivel de escolaridad más alto que el que hubieran tenido en generaciones pasadas. Es una inversión pública o de las familias que no se está utilizando en beneficio de la economía.

En contraste, reconoció que en México, al igual que en la mayoría de los países miembros de la OCDE, ellas están en desventaja en el mercado laboral.
La tasa de desempleo entre quienes cuentan con estudios universitarios es de 4.5 por ciento, mientras entre los varones es de 4.1, pero su salario sólo corresponde a 68 por ciento de lo que ganan los hombres con una educación similar; el promedio de la OCDE para esta disparidad es de 73 por ciento.

México alcanza la tercera brecha de género por ingreso más alta de los países que conforman el organismo, de acuerdo con el documento que hoy será dado a conocer a escala mundial, con información de 35 naciones miembros y asociadas.

Con información de La Jornada

 

 

 

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

Comentar