Mitos y creencias sobre la alimentación en el embarazo

Mitos y creencias sobre la alimentación en el embarazo

Uno de los mayores mitos que existe (y tal vez existirá por los siglos de los siglos) están relacionados a los alimentos que la madre puede – debe ingerir durante la gestación.

Si tomamos en cuenta todas las creencias que existen en diversas partes del mundo podemos encontrar que por ejemplo: en la cultura japonesa se les dice que la comida picante puede hacer que el niño tenga mal carácter, mientras que en Estados Unidos las marcas de nacimiento pueden ser atribuidas a una madre que le encantan las fresas o los ajíes picantes.

En México existe la creencia de que comer huevos puede hacer que el bebé tenga mal olor y en Filipinas, por el contrario, a las mujeres se les recomienda comer huevos crudos antes del parto para ayudar a lubricar la vagina.

En Sudáfrica, a las mujeres de la etnia zulu se les da Ishlambezo, una mezcla de hierbas que puede incluir desde margaritas y algodoncillo hasta orina seca de animales.

A continuación algunos de los mitos más comunes

Mito: ¿Durante el embarazo tengo que comer por dos?

En el embarazo no hay que comer el doble sino comer mejor. La cantidad de comida y el peso que debes aumentar dependerá de tu actividad física y del peso con el que iniciaste tu embarazo. Una alimentación completa y variada hará que tu embarazo se desarrolle correctamente y que tu bebé gane el peso necesario.

Mito: ¿La comida picante le hace daño a mi bebé?

Los expertos explican que si antes del embarazo no te afectaba ninguna comida picante, no hay razón para que ahora afecte tu embarazo o a tu bebé, aunque puede aumentar tu riesgo de que presentes acidez estomacal.

Mito: ¿Es cierto que después de los tres primeros meses se puede tomar alcohol?

Lo más recomendable es evitar las bebidas alcohólicas durante todo el embarazo, así como medicamentos que no sean estrictamente recetados por el médico tratante. Un estudio reciente publicó que incluso las pequeñas cantidades de alcohol ingeridas durante el embarazo están relacionadas con el déficit de atención en los niños.

Mito: ¿Si tengo un antojo y no lo como es malo para mi bebé?

Los antojos durante el embarazo no están vinculados con las necesidades del bebé, por lo que si no puedes satisfacer tu antojo, no pasa nada.

Mito: ¿Es peligroso tener acidez durante el embarazo?

La acidez se produce normalmente por una opresión del bebé sobre el aparato digestivo y un aumento de las secreciones de jugo gástrico por algún alimento. Procura evitar comidas muy condimentadas y no te acuestes después de comer. También los suplementos de hierro pueden producirla, por lo que es recomendable que consultes a tu médico si crees que esto es lo que te produce acidez.

Mito: ¿Si soy vegetariana tengo que cambiar mi dieta por el bebé?

Una dieta vegetariana puede ser saludable durante el embarazo si tu ganancia de peso y tu ingesta de vitamina B12, vitamina D, calcio, hierro y zinc resulta adecuada.

La leche de soya fortificada y los cereales son una buena fuente de estos nutrientes, pero revisa sus etiquetas para asegurarte de que estás consumiendo lo que necesitas. De ser necesario, puedes tomar algún suplemento o multivitamínico. Recuerda que estos deben ser recetados por tu médico.

Acerca de 

Licenciada en Comunicación por la Universidad Autónoma de Barcelona, especializada en Maestría en Medios, Comunicación y Cultura.

Comentar