Niñas y madres en el México social

Niñas y madres en el México social

Uno de los grandes retos pendientes de las políticas sociales se encuentra en la erradicación de la maternidad precoz, sobre todo pensando en las niñas menores de 15 años, así como en el grupo de 15 a 19 años de edad.

La maternidad temprana trunca, en la mayoría de los casos, la trayectoria escolar de las niñas que se convierten en madres; pone en riesgo su salud; las coloca en situación de vulnerabilidad permanente, pues dificulta su regreso a la escuela y, con ello, dificulta su incorporación a empleos dignos.

Natalidad y contexto

A pesar de que la tasa global de fecundidad descendió de 7 a 2.21 hijos por mujer, estos avances siguen siendo insuficientes, pues lo que se esperaba, de acuerdo con las proyecciones de población, es que en esta década esa tasa se ubicara por debajo de los dos hijos promedio por mujer.

Como resultado, lo que se tiene es que entre los años 2011 y 2015, el promedio anual de nacimientos de niñas y niños vivos registrado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) se ubicó en 2.47 millones.

De acuerdo con el propio Inegi, en el país habría actualmente 32.7 millones de mujeres que son madres; entre ellas, 20% tiene sólo un hijo; 27% tiene dos; 23% tiene tres hijos; 11% tiene cuatro hijos; mientras que el restante 20% tiene cinco hijos o más.

Por otro lado, es importante destacar que el promedio de edad en el que se tiene el primer hijo son los 21 años; y que 28 de cada 100 madres viven sin pareja; de esas 28, 7 son madres solteras y 21 son mujeres separadas, divorciadas o viudas. Asimismo, 43.4% de quienes son madres tienen empleo, y entre ellas, 31.5% tienen empleos informales; un 11.68% desarrollan actividades de trabajo doméstico remunerado, mientras que 1.6% se dedica a actividades de agricultura de subsistencia.

La maternidad temprana

De acuerdo con las estadísticas de natalidad del Inegi, entre los años 2011 y 2015 se han registrado 54 mil 614 nacimientos de niñas y niños cuyas madres eran menores de 15 años al momento del parto. Esto implica un promedio de 10 mil 923 casos anuales, o bien 30 nacimientos en este rango de edad por día.

Asimismo, el Inegi contabiliza para el periodo señalado un total de 2 millones 227 mil 907 nacimientos en adolescentes y jóvenes menores de 19 años; es decir, un promedio anual de 445 mil 581 casos, o bien, prácticamente un caso cada 1.2 minutos.

Así, en total, al sumar los nacimientos registrados entre mujeres menores de 15 años y quienes tenían entre 15 y 19 años al momento del parto, el Inegi da cuenta de una suma de 2 millones 282 mil 521 nacimientos, en cuyos casos las madres se ubican en los rangos de edad señalados.

El panorama en los estados

Los datos del Inegi permiten mostrar que 18.4% del total de nacimientos que ocurren en el país tienen como madre a una mujer menor de 19 años. En ese sentido, hay dos temas de preocupación. El primero es que, lejos de descender, la tasa específica de fecundidad en el grupo de edad se ha incrementado en los últimos años.

En efecto, de acuerdo con los datos de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica, en el trienio que va de 2006 al 2008, la tasa específica de fecundidad entre menores de 19 años fue de 69.2 nacimientos por cada mil mujeres en el grupo de edad; mientras que en el periodo de 2011 a 2013, la tasa se ubicó en 77 nacimientos por cada mil en el segmento etario.

El segundo tema de preocupación se encuentra en el hecho de que hay 20 entidades del país que superan el porcentaje de nacimientos registrado como promedio nacional.

En esa lógica, la peor entidad del país es Coahuila, en donde el 22.3% de los nacimientos, en el periodo de 2011 al 2015, se registraron entre madres adolescentes; en segundo peor lugar se encuentra Chihuahua, con un porcentaje de 22%, Durango con 20.9%, Nayarit con 20.2%, Guerrero con 19.7%, Sonora con 19.6%, Sinaloa con 19.3% y Tlaxcala con 19%
Los matrimonios precoces

Otro tema que se asocia con el tema de la natalidad temprana es el de los matrimonios antes de los 18 años. En ese sentido, es pertinente destacar que, de acuerdo con el Sistema Nacional de Protección Integral de las Niñas Niños y Adolescentes (SPINNA), todavía hay ocho entidades de la República en donde no se ha prohibido en la ley el matrimonio de menores de 18 años, en concordancia con el mandato constitucional de acatar los tratados internacionales de los que México es parte. Estas ocho entidades son: Querétaro, Chihuahua, Baja California, Nuevo León, Guanajuato, Guerrero, Sonora y Tabasco.

En ese sentido destaca que, según los datos del Inegi, entre 2011 y 2015 se han registrado 2.87 millones de matrimonios, entre los cuales, 533 mil casos correspondieron a mujeres menores de 19 años, lo que equivale al 18.58% del total, un porcentaje que no deja de llamar la atención, pues es prácticamente el mismo que el de los embarazos adolescentes.

Con información de Excelsior

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

Comentar