Niñas y niños zapotecas hacen música con instrumentos con material reciclado

Niñas y niños zapotecas hacen música con instrumentos con material reciclado

Con botes de plástico, cartón, fichas, palos de escoba, cuero de ganado, arroz, frijol, bolas de morro y un sin fin de materiales en desuso, los alumnos del taller de pintura de Picasso para niños, que dirige el artista plástico Pedro Hernández, construyeron la Orquesta Naturaleza.

Son 30 menores, cuyas edades oscilan entre los cuatro y los ocho años, algunos llevan apenas un par de meses y otros años, sin embargo, su aprendizaje los ha enriquecido en cuerpo y alma. Este aprendizaje integral, que reciben en el taller en la Casa de la Cultura de Unión Hidalgo, ha logrado menores independientes, innovadores y creativos.

Con el apoyo de sus padres elaboraron sus instrumentos musicales, los cuales, estrenarán próximamente en la inauguración de la obra de teatro basada en el libro El tigre y el rayo, con la finalidad de hacer conciencia sobre la violencia que actualmente se vive.

Picasso para niños es un proyecto basado en las artes y la educación no formal, a ocho años de su fundación por el artista plástico Pedro Hernández -el cual ha basado su aprendizaje en libros, revistas y películas- los menores han aprendido a elaborar pinturas al óleo, cerámica, figuras de plastilina y jabón, además conocen de la fotografía, literatura, el teatro y ahora la música.

Aprender y jugar,dos elementos básicos

El ritual comienza con la lectura de un libro, muchas veces ésta es bilingüe, en zapoteco y español, los menores asisten dos horas diarias en las que se han desarrollado su potencial creativo; los instrumentos musicales fueron escogidos por cada uno y construidos a su gusto.

 

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

Comentar