Recomiendan a los Reyes Magos no regalar dispositivos tecnológicos

Recomiendan a los Reyes Magos no regalar dispositivos tecnológicos

Un gran porcentaje de niños este Día de Reyes agregarán en su carta algún dispositivo tecnológico (smartphone, tablet, videojuegos, pantallas, lap top). Sin embargo, sicoterapeutas e investigadores advierten que los dispositivos no son juguetes, por lo que pueden tener ventajas y desventajas como regalo.

Existen miles de aplicaciones educativas y juegos diseñados para niños, pero su uso se ha relacionado con trastornos del sueño.

La clave de cuál es el mejor regalo está en los papás,deben pensar qué quieren crear para sus hijos con el regalo, y si consideran que lo que los niños piden no es adecuado, no deben darlo.

Una cuestión a tomar en cuenta es el tiempo que el menor utiliza la tablet y de qué manera su empleo desplaza a otras actividades importantes, como interactuar con otros niños y adultos.

En Estados Unidos, la Academia Americana de Pediatras recomienda entre una y máximo dos horas de uso al día para niños mayores de dos años.

Otro punto es que el uso de estos dispositivos tiende a alterar los ciclos de sueño. Académicos y especialistas de la Clínica de Trastornos del Sueño de la Universidad Autónoma Metropolitana revelaron en marzo pasado que en los pasados cinco años aumentó 30 por ciento el número de visitas de niños a clínicas del sueño debido al uso excesivo de gadgets. Indicaron que 54 por ciento de los menores de entre seis y 11 años duerme menos de las 10 horas recomendadas.

Lo importante de un juguete es que el niño juegue, para los niños jugar es improvisar y crear. Y eso no depende del juguete en sí, pues es una manifestación de la maduración de los pequeños.

Las tablets y los teléfonos no son en sí mismos juguetes, sino herramientas que funcionan de acuerdo con la intención de quien la usa. Las compara con un automóvil: Si a un niño de ocho años lo pongo a manejar un coche, lo expongo a riesgos innecesarios. Algo similar pasa con los dispositivos electrónicos: los vamos dando de acuerdo con el crecimiento de los hijos.

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

Comentar