Reforma Energética representa el fracaso del gobierno: Académica UNAM

Reforma Energética representa el fracaso del gobierno: Académica UNAM

Dentro de las acciones de la Reforma Energética que ha lanzado a los mexicanos a la ruta de la liberalización del mercado de gasolinas (que “se completará en el 2018”), también se ingresa a un “ambiente de incertidumbre que impactará todos los costos de la vida en el país”, alertó Patricia Rodríguez López, del Instituto de Investigaciones Económicas (IEE) de la UNAM, tras el anuncio de que los precios de las gasolinas Magna y Premium y del diesel fluctuarán con base en una banda establecida de más/menos 3%.

“Los precios de la gasolina y el tipo de cambio impactan directamente a los precios generales de toda la economía; que aumenten los dos precios al mismo tiempo afectará directamente al salario y coloca a la familia mexicana en una incertidumbre terrible que aún no comprende cómo se irá aplicando el aumento y cuánto realmente va a afectarnos”, agregó la maestra Rodríguez.

“Se cambia a una política de incertidumbre, sin que podamos planear ni siquiera cuánto podremos llenar el tanque de la gasolina por día; si eso pasa con el consumidor promedio, hay que advertir el impacto en empresas micro, medianas y grandes y en cómo van a planear sus costos a futuro”, subrayó la académica al enfatizar que “es tan bajo el precio internacional del petróleo, que el precio de la gasolina irá a la alza y no a la baja. Esto, sin lugar a dudas, generará inflación y aumento de precios sin control”, advirtió.

La posibilidad de que la inflación llegue al 4%, “no es real”, considera la experta de la UNAM, quien teme que la inflación se dispare “hasta en un 7% o un 8%, sin control de precios” en los próximos meses.

“Si crece la inflación, forzosamente crecerá la tasa de interés y ello limitará la tasa de crecimiento. 2017 será un año muy complicado para la economía nacional”, aclaró Rodríguez López.

“Ahora entiendo un poco mejor el porqué Carstens (Agustín, gobernador del Banco de México) se va. Él, a costa de lo que fuera, mantenía su objetivo de inflación, controlando el cambio de divisas y el costo de gasolina; abandonar el precio controlado de los combustibles propicia incertidumbre y este cambio de política es lo que llevó a Carstens a decir que se va del Banco de México”, comentó la investigadora de la UNAM.

“Lo que nos dice Hacienda es que ya no se va a subsidiar la gasolina por el gobierno; el cambio es importante y es una respuesta las críticas de las calificadoras internacionales y del Fondo Monetario Internacional de que nos estabamos endeudando. La economía no va a crecer, tampoco el empleo, ¿quién va a invertir en una economía que no va a tener demanda de mercancías?”, cuestionó la maestra Rodríguez López.

“La Reforma Energética es difícil de comprender, ¿cómo entender que se renuncia a todo el control nacional del petróleo cuando esa es nuestra historia?, ¿cómo entender que se abre el mercado petrolero cuando hay problemas con la producción de petroquímica, diesel y gasolina y con un sindicato petrolero terriblemente corrupto?, preguntó la investigadora del IIE-UNAM.

“No fue hecha en el momento adecuado internacionalmente, necesitaba un contexto distinto. El modelo de Reforma Energética tampoco fue correcto pero no se pudo ni siquiera instrumentar por todo el entorno internacional y eso la lleva a su total fracaso”, alerta Rodríguez López.

“No hubo visión para pensarla más y tratar de instrumentarla en un momento internacional adecuado y no en este contexto de crisis y de problemas geopolíticos y de guerra en las zonas mundiales de control del petróleo”, explicó.

“La Reforma Energética es el mayor fracaso con el que va a cargar el sexenio, no por falta de voluntad sino por falta de visión política”, concluyó la experta del IIE-UNAM.

Con información de Noticias MVS 

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

Comentar