Se aplicarán 13 millones de vacunas en la Segunda Semana de Vacunación

Se aplicarán 13 millones de vacunas en la Segunda Semana de Vacunación

Durante esta Semana de Salud (del 23 al 29 de mayo) se pretende aplicar 13 millones de dosis de vacunas, para lo cual se cuenta con más de 45 mil puestos de vacunación en todo el país.

La finalidad primordial es la aplicación de la vacuna Sabin a todos los menores de 5 años, para prevenir la polio y reforzar las vacunas contra la Tuberculosis, Sarampión, Rubéola, Paperas, Difteria y Tétanos. Además, se aplicará la 2a. dosis de la vacuna del VPH a las niñas que durante la Tercera Semana Nacional de Salud 2014 hayan recibido la 1a. dosis.

Además, durante esta Segunda Semana Nacional de Salud 2015 también se administrarán suplementos vitamínicos, vitamina A, albendazol, ácido fólico, vitaminas y minerales, hierro y se dará capacitación a las madres de familia para evitar enfermedades diarreicas agudas, enfermedades respiratorias y tétanos neonatal.

¿Por qué es necesario vacunarse?

Las vacunas son actualmente muy seguras. La mayoría de efectos secundarios son poco frecuentes, ligeros y temporales, como puede ser una febrícula o dolor leve en la zona de la inyección. Los efectos secundarios importantes son muy extraños, y pasan del orden del 1 por mil (incluso 1 por millón de dosis).

Por otra parte, no tiene sentido considerar sólo el riesgo de la vacunación. Es necesario también mirar sus beneficios y la capacidad de protección ante la enfermedad. Un niño no vacunado tiene muchos más riesgos de padecer encefalitis, neumonía o muerte, que un niño vacunado.

A pesar de que las vacunas prácticamente han hecho desaparecer las enfermedades de buena parte del mundo, no ha sido así en todas partes. Un viajero podría, sin querer, llevar la enfermedad a otros puntos del mundo, y si no estuviésemos protegidos por las vacunas, la enfermedad se extendería.

También la vacunación actúa como escudo, no sólo para protegernos a nosotros mismos, sino para los que están a nuestro alrededor. Hay personas que o bien no responden a las vacunaciones o bien no pueden vacunarse a causa de alergias a algunos componentes de la vacuna. Para ellos, la única protección posible es que la gente de su alrededor estén vacunados y, por lo tanto, inmunizados.

¿Qué pasaría si nos dejamos de vacunar?

Las vacunas son responsables del control de muchas enfermedades infecciosas que antes habían sido muy frecuentes. A pesar de todo, los virus y las bacterias que provocan estas enfermedades aún existen, y pueden llegar a las personas no protegidas por las vacunas. Son enfermedades que pueden ser graves e incluso llegar a causar la muerte, especialmente de los niños.

Acerca de 

Licenciada en Comunicación por la Universidad Autónoma de Barcelona, especializada en Maestría en Medios, Comunicación y Cultura.

Comentar