¿El refresco en verdad nos quita la sed?

¿El refresco en verdad nos quita la sed?

Parece ser que el consumo de bebidas gaseosas no es la mejor manera de hidratarse y aplacar la sed ya que el consumo de bebidas gaseosas de manera indiscriminada ocasiona en el organismo una deshidratación severa que nos podría llevar a perder muchos electrolitos en un día, y hasta terminar en un hospital con un cuadro de deshidratación severa.

Los refrescos, además de brindar un exceso de calorías por la gran cantidad de azúcar, conlleva al sobrepeso, ya que un vaso de gaseosa equivale a comer dos panes y contienen sustancias potencialmente dañinas para el cuerpo, como el benzoato de sodio, que disminuye la absorción del potasio en el cuerpo.

Además contienen cafeína, la cual actúa como diurético, generando pérdida de agua en el cuerpo; también cuentan con altos niveles de ácido fosfórico, que pueden causar descalcificación y cálculos renales. Además, por el exceso de azúcar, su consumo continuo aumenta la probabilidad de desarrollar diabetes.

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

Comentar