Obesidad infantil aumentó casi 50% en los últimas tres décadas

Obesidad infantil aumentó casi 50% en los últimas tres décadas

La prevalencia de sobrepeso en niños en el mundo, aumentó 47 % entre 1980 y 2013, por lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) instó a los gobiernos a desarrollar estrategias y políticas integrales, con el fin de disminuir la obesidad infantil y las enfermedades crónicas (como la diabetes) y  cardiovasculares que los menores podrían enfrentar en el futuro.

De continuar así, el organismo calcula que para el año 2025, el número de lactantes y niños pequeños con sobrepeso aumentará a 70 millones.

Ante las cifras alarmantes, la Comisión para Erradicar la Obesidad Infantil de la OM publicó un informe que identifica las políticas que son eficaces en la lucha contra este padecimiento.

El informe da respaldo a las recomendaciones del Plan de Acción para la Prevención de la Obesidad en la Niñez y la Adolescencia, lanzado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y aprobado por los ministros de Salud en  2014.

El escrito reconoce que la obesidad infantil es un reto global y urgente que requiere el liderazgo de los gobiernos en coordinación con otros actores. Expone la responsabilidad moral que debe existir para abordar este tema y proteger los derechos de las niñas y niños, reconocidos por la Convención sobre los Derechos de la Infancia de Naciones Unidas, se señaló en un comunicado.

Algunos estudios explican que en México uno de cada  tres niños presentan sobrepeso u obesidad y sufrirá diabetes en su vida si el menor nació a partir de 2010.

Este documento, explica el papel principal que tienen los gobiernos en el desarrollo de  un marco regulatorio y estatutario para combatir obesidad infantil. La prevención y tratamiento tiene que ser  parte de una estrategia multisectorial, que integre las políticas de agricultura, comercio y medidas fiscales, las que deben contener en sus temas la protección a la salud pública como prioridad.

El director de El Poder del Consumidor, Alejandro Calvillo, expresó que “con estas declaraciones, la propia OMS recomienda que existan impuestos a bebidas azucaradas y comida alta en energía para reducir el consumo de comida no saludable, por lo que México ya dio el primer paso”.

“Dentro de las opciones de política pública que declara el documento, está la implementación de restricciones en la publicidad dirigida a niños para alimentos y bebidas no saludables y la eliminación de la venta de comida no saludable como bebidas azucaradas y comida chatarra en las escuelas, así como el etiquetado frontal informativo. Todo esto se ha hecho, pero con base en los criterios que marca la propia industria, por lo que termina siendo no efectivo para lograr el objetivo”, agregó.

alejandra-barrales-obesidad-infantil-info

Acerca de 

Licenciada en Comunicación por la Universidad Autónoma de Barcelona, especializada en Maestría en Medios, Comunicación y Cultura.

Comentar