No hay obstáculos, debe haber reforma

No hay obstáculos, debe haber reforma

Hoy no existe obstáculo alguno para que la reforma política del Distrito Federal prospere, pues las condiciones están dadas y el dictamen está discutido; sólo hace falta voluntad política y que el PRI y el PAN cumplan con su palabra de apoyar la conversión del DF en el estado 32 del país, aseveró la senadora Alejandra Barrales.

En entrevista la legisladora del PRD e integrante de la Comisión del Distrito Federal aseguró que en los últimos años la aprobación de esta reforma ha sido utilizada como moneda de cambio por diversas fuerzas políticas para lograr el apoyo del partido del sol azteca en otros temas, como sucedió en el Pacto por México, donde a cambio de apoyar las llamadas reformas estructurales, se le prometió al PRD la concreción de la reforma política del DF, pero no sucedió. Sin embargo, expuso, hoy las condiciones tanto políticas como legislativas están dadas para concretar la reforma política de la capital, por lo que es cuestión de días para que el DF cuente con la tan anhelada autonomía.

“Realmente no hay un solo obstáculo para que esto no prospere, considero que sólo es un tema de cumplir la palabra y de voluntad política, pues hoy las condiciones están dadas, el dictamen ya está discutido, las diferencias para alcanzar un consenso son mínimas, por eso creo que es un tema de voluntad política”.

La legisladora destacó que se han logrado diluir prácticamente la mayor parte de las diferencias entre los grupos parlamentarios, y que son pocos los puntos que aún no alcanzan acuerdos con respecto  al proyecto de reforma política del Distrito Federal. Por ejemplo, destacó que aún se mantienen diferencias sobre las facultades y alcances que tendrán las nuevas alcaldías en la capital, pero ya se han logrado avances sobre quiénes serán los encargados de redactar la Constitución política del Distrito Federal.

En ese sentido, destacó que el PRD se pronuncia porque sea un grupo de expertos los encargados de construir la primera Constitución de la ciudad de México.

“Si esto queda en manos de legisladores, evidentemente toma un matiz político, porque cada partido tiene su visión, pero si esto se pone en manos de gente reconocida por la ciudadanía nos coloca en otra condición porque tendrán imparcialidad, visión y objetividad al crear nuestras reglas de convivencia”, planteó.

La senadora perredista enfatizó que ésta es la gran oportunidad para la ciudad de México de contar con una Carta Magna en que estén los derechos y libertades que se han conquistado en los últimos años. “Ésta es la gran oportunidad de tener una Constitución que no solamente sea la más avanzada para el país, sino puede ser la más avanzada incluso de América Latina”.

Barrales Magdaleno manifestó que la aprobación de la reforma política permitiría hacer justicia a los capitalinos, que por años han sido tratados como ciudadanos de segunda, pues los colocará en condiciones de igualdad respecto a ciudadanos de otras entidades, y les dará la posibilidad de tener una administración y autoridades más eficientes.

“A la ciudad hasta ahora le ha ido bien en los 17 años de gobiernos de izquierda, pero si tenemos este instrumento estamos seguros que vamos a poder hacer mucho más para mejorar la vida de los ciudadanos”, sostuvo.

Denuncia reforma laboral oculta

La senadora denunció que se pretende incluir “de manera oculta” cambios constitucionales de tipo laboral para los trabajadores de órganos autónomos federales.

Manifestó que aprovechando que la reforma política del DF contempla cambios a la Constitución, se incluyeron modificaciones en el apartado B del Artículo 123 de la Constitución, que afectan esos servidores públicos.

Expuso que de aprobarse la propuesta, los trabajadores podrían perder conquistas laborales, como la libertad sindical y de asociación, la negación de contratos colectivos de trabajo, salarios y prestaciones e incluso el derecho de huelga.

Entrevista en El Economista

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

Comentar