Aprender un otro idioma en la edad adulta ayuda al cerebro

El aprender una segunda lengua ayuda al cerebro a tener una atención constante y retrasar el deterioro cognitivo propio del envejecimiento