Trabajo en exceso, puede llegar a provocar un infarto

Las personas que trabajan 55 horas o más a la semana tenían un riesgo 1,3 veces mayor de sufrir un infarto