Informe de Gobierno

Con el paso del tiempo se le ha restado sentido e importancia al informe; pasamos de una etapa en que cedía su calidad de acto republicano a una ceremonia de adulación, a otra en que el Ejecutivo se limitó a enviar un documento al Legislativo