Los placeres de la vida… son buenos para el corazón

Estudios recientes señalan que el consumo de chocolate, vino y café, así como la práctica de sexo cotidiano, ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares